Joan Margalef

Fundador de Grupo Pennywise y director general PennyWise Barcelona.

¿Cómo surgió Pennywise?
El núcleo de lo que en un futuro a corto plazo se convertiría en PennyWise nació hace 30 años en la Barcelona pre-olímpica.
Las Olimpiadas significaron para la ciudad la organización de multitud de actos y eventos, que se iban a desarrollar durante un periodo de cuatro años (desde la designación de Barcelona como sede Olímpica hasta la celebración de los juegos).
Yo en esa época ejercía como productor técnico para conciertos y otros eventos y tenía un conocimiento claro de las necesidades del sector.
Uno de los grandes promotores de la ciudad, descontento con el mal servicio que recibía de la única empresa de personal que había en ese momento, encargó a un proveedor suyo la creación de una nueva que le diese servicio en exclusiva. Por casualidad me ofrecieron el encargo de crear y gestionar esa nueva empresa y así lo hice. En ese preciso momento empezó todo.

¿Ha cambiado mucho el mundo de los eventos desde entonces?
La mayoría de los que trabajábamos en este sector éramos autodidactas, aprendimos viendo trabajar a ingleses y americanos en giras internacionales.
Hace 30 años, para realizar las tareas de montaje y desmontaje de los conciertos aparecieron cuadrillas, que fueron evolucionando hasta convertirse en empresas suministradoras de personal.
Con el tiempo estos grupos fueron adquiriendo los conocimientos y la experiencia necesaria para asumir los roles necesarios que una producción de un concierto o un festival necesitan (hands, pushers, riggers, climbers, scaffolders, forklifters, runners, assitants, etc.

Pero realmente el cambio vino en el momento que entendimos que era necesario dignificar un sector falto de toda regulación laboral.
A mediados de los 90 iniciamos la formación en prevención de riesgos laborales y específicos. Nos implicamos en la elaboración de manuales formativos y en la confección de procedimientos de trabajo.
El conocimiento del medio y de los riesgos que conlleva la actividad han hecho y harán que nuestros trabajadores sientan que pertenecen a un sector que es profesional, que está regulado y les protege laboralmente.

«No se donde estará el Grupo PennyWise en 10 años. Personalmente me gustaría que siguiese tan vivo como ahora, con las mismas aspiraciones y sobre todo con muchísima ilusión.»

¿Por qué un nombre tan característico?
El nombre no tiene mayor importancia, siempre me ha gustado la literatura de terror y género fantástico. Conocí a un payaso que era espeluznante y perverso en un libro titulado «IT» de Stephen King llamado PennyWise, de ahí el nombre.

¿Cómo fueron surgiendo las diferentes sedes con que cuenta el Grupo Pennywise hoy en día?
Muchos de nuestros clientes satisfechos con nuestra metodología de trabajo, nos animaron a dar servicio en el resto del territorio. Empezamos a contactar con profesionales que estuviesen interesados en trabajar bajo un mismo paraguas y que quisieran gestionarse autónomamente, utilizando una filosofía y un sistema de gestión común.
Siempre he considerado que la única manera de poder crecer es apoyándose en profesionales que estén operando en sus zonas y no a través de delegaciones que nada tengan que ver con el territorio.
La primera sede en sumarse al proyecto fue PennyWise Norte, después vinieron PennyWise Sur, PennyWise Madrid y finamente PennyWise Iber. Y no descartamos que se puedan unir en un futuro nuevas sedes al grupo.

¿Cuáles dirías que son los puntos fuertes de PennyWise?
Nuestro punto fuerte es poder disponer de una aplicación informática creada por nosotros para dar soporte en la gestión diaria de nuestra actividad.
Gracias a ella es posible gestionar: la selección del personal, convocar cursos de formación, firmar documentación, gestionar contratos laborales y altas a la seguridad social y controlar eficazmente todos los servicios que realizamos, etc.
Además, a través de la aplicación nuestros trabajadores pueden consultar tutoriales de formación, firmar documentos, ver sus próximos servicios a realizar, etc.
Sin esta herramienta sería imposible gestionar grandes conciertos y festivales que mueven en un periodo muy corto de tiempo a más de 250 profesionales.
Y gracias a ello podemos disponer de más tiempo para invertir en el desarrollo de herramientas que nos permitan mejorar nuestra formación, nuestra gestión laboral, nuestro sistema de captación, etc.

¿Qué crees que es necesario para triunfar en el mundo de la organización de
eventos?

No me gusta la palabra triunfar, todo tiene un recorrido y mi por propia experiencia me dice que, con mucha humildad, gran esfuerzo, más trabajo y un poco de suerte puedes conseguir aquello que te propongas.
Aunque no estaría de más rodearse de un buen equipo profesional y buscar los mejores asesores para conseguir que tu organización sea la mejor y más eficaz.

¿Dónde crees que estará Pennywise en diez años?
No se donde estará el Grupo PennyWise en 10 años, personalmente a mí me gustaría que siguiese tan vivo como ahora, con las mismas aspiraciones y sobre todo muchísima ilusión.
En cuanto al sector, me gustaría que por fin fuéramos capaces de estar bajo un convenio colectivo sectorial, que regulase y mejorase muchos aspectos laborales actuales y fuera una herramienta indispensable para poder luchar contra la competencia desleal.

¿Cuál es el número de empleados del Grupo PennyWise al año?
No me gustan las cifras, pero sé que son muchos los trabajadores a los que damos trabajo cada año, en los miles de eventos que damos servicio por todo el país.